sábado, 28 de noviembre de 2009

NUEVO CIRCO TAURINO


Especial Historia:


NUEVO CIRCO TAURINO*



Lcdo. Germán Torres


El emblemático coso capitalino atesora 9 décadas de pletórica historia taurina, social, política y cultural, fue inaugurado el 26/01/1919 siendo incuestionable su importancia a lo largo del tiempo no sólo por su significación artístico-cultural sino también por su connotación socio-económica en la que la fiesta de los toros ha tenido un papel preponderante que excede el limitado campo del mero espectáculo, incluso el de la relevante Feria de Caracas o de Octubre.


Son memorables sus llenos históricos incluso cuando simultáneamente funcionó, hasta su demolición en el año 1945, el coso taurino Circo Metropolitano inaugurado en 1896. Cabe destacar que Caracas contó con otras plazas, por nombrar algunas, la Plaza de Toros Falcón inaugurada el 25/12/1864, entre las esquinas de Reducto a Glorieta. Como dato histórico, muy cerca de Caracas existió el Nuevo Circo guaireño, construido en 1881 en el cerro del fortín del Colorado.


El 17/01/1916, bajo la presidencia del Gral. Juan Vicente Gómez, el Concejo Municipal del Distrito Federal aprueba un contrato mediante el cual el Gral. Mancera se compromete a construir una plaza de toros, en el lugar que ocupaba el antiguo matadero municipal para aquel entonces rodeado por las haciendas, La Yerbera, El Conde y San Bernardino. La obra de estilo mudéjar se inicia en septiembre de 1916, encargado su diseño y construcción a los arquitectos Alejandro Chataing y Luís Muñoz Tébar con un costo de Bs. 1.200.000, fue la edificación más alta de la ciudad y su aforo era el 10% de la población caraqueña según censos de la época.


(Foto: Archivo)


El Cartel inaugural consistió en un mano a mano entre los bilbaínos Serafín Vigiolo “Torquito” y Alejandro Sáez “Ale” con ganado criollo del Gral. Gómez. Luego hubo un evento nocturno con la presentación de la película “El Conde de Montecristo”.


En noviembre de 1927 la compañía creada por Mancera vende el coso al Cnel. Gonzalo Gómez. En 1940, Gómez vende el Nuevo Circo al Sr. Luís Branger. A partir de ese momento y hasta la expropiación en 2005 estuvo en manos de ésta familia. En los años 1928 y 1944 el edificio es objeto de reformas demoliéndose áreas para ampliar su aforo.


Desde inaugurado el Nuevo Circo de Caracas fue el mas relevante centro de espectáculos de Caracas, funcionando polivalentemente como plaza de toros, teatro, cine, ring de boxeo y lucha libre, centro de convenciones, en su ruedo se instaló una pista de hielo, albergo circos, conciertos musicales, opera, actos religiosos y mítines políticos y en el salón de la Mezquita se celebraban bailes, como anécdota en 1937 en su ruedo se realizó el conteo de votos de la elección de los concejales de la municipalidad capitalina.


Taurinamente se añora las décadas del 40 al 70, que marcaron el auge de la fiesta brava venezolana y su cabaña brava, en las que en algunos años se lograron realizar hasta 60 festejos taurinos en el Circo caraqueño, además de la pléyade de toreros provenientes de todo el orbe taurino que hicieron el paseíllo en ésta plaza que “ponía y quitaba toreros” cuyos testimoniales son ampliamente conocidos y otros tantos que por su importancia trascendieron fronteras y épocas.


En la temporada de 1997 se celebraron los últimos festejos taurinos como la corrida de la PTJ y la novillada del 29/06/1997 organizada por Gaprofica tras la cual cerró sus puertas. Es incomprensible que se haya clausurado el Nuevo Circo de Caracas, lo que trajo como consecuencia que a partir de este momento cayera en desuso y su deterioro fuese progresivo; han sido numerosos los intentos por demolerlo, protegerlo, reabrirlo, restaurarlo y de hasta olvidar su polivalencia original.


El 08/10/1984 la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación lo declara Monumento Histórico Nacional, acción apelada por sus dueños ante el Ministerio de Relaciones Interiores. Una ordenanza aprobada por la Municipalidad en 1987 promovía su conservación, medida que fue anulada por la Corte Suprema de Justicia en 1998. Previendo la posibilidad de su demolición, en 1998 el Instituto del Patrimonio Cultural lo declara Bien de Interés Cultural.


En el año 2000 la Alcaldía de Libertador lo adscribe a la Fundación para la Defensa y Protección del Patrimonio Cultural, Fundapatrimonio, ente que sin haberle hecho ningún trabajo de reconstrucción lo mantuvo en custodia lo que no evito fuese invadido.


En 2005 el Cabildo Metropolitano procesó su expropiación. Se elaboró un proyecto de restauración por parte de la Alcaldía Mayor, a través del Instituto Metropolitano de Patrimonio Cultural, gracias al cual se recuperó la fachada, el frontispicio, su policromía original, entre otras dependencias como, el ruedo, los drenajes, el callejón, las balaustradas, el sistema eléctrico, de sonido e iluminación, el reforzamiento estructural que soporta el graderío, el bronce El Paseíllo, los chiqueros, puertas, aldabas, corraleta y el canal de salida, las tablas de la barrera, los burladeros, etc., por un monto superior a los BsF. 30 millones.


El 14/11/2008 se reinauguró el Nuevo Circo con sus instalaciones taurinas básicas restauradas, para que las autoridades le diesen paso sólo al Núcleo Endógeno de Desarrollo Cultural y sus talleres de danza, teatro, música, artes circenses y variedad de eventos donde convergen propuestas escénicas, dejando relegada la actividad taurina. El 24/11/2008, el Nuevo Circo fue traspasado por la Alcaldía Metropolitana a la Alcaldía de Libertador, hecho que ha suscitado un litigio.


(Foto: Archivo)


A raíz de su cierre la Venezuela taurina sufrió una marcada recesión que afectó a los sectores relacionados con ésta actividad y generó consecuencias desfavorables a nivel económico y laboral, con las implicaciones sociales y sectoriales que esto conlleva. Por ende, todas las personas vinculadas a ésta manifestación artística debemos apoyar acciones serias y responsables conducentes al restablecimiento de la importancia del coso capitalino fomentando la realización de festejos taurinos y la creación de la escuela, el museo y la biblioteca taurina municipal, porque Caracas y su Nuevo Circo han sido, son y seguirán siendo Taurinos.



* Artículo publicado en la edición especial conmemorativa del XL Aniversario del Diario Meridiano (Caracas-Venezuela)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Formula tus Comentarios y/o Sugerencias dejando tus datos personales como requisito para su publicación...

Publicaciones del Mes

RTVE - TVE

Hazte Fan de COREALSA

El Tiempo en Mérida

Situación actual en merida

Visitas