viernes, 24 de junio de 2011

PINTURERO FESTIVAL TAURINO SE ESCENIFICÓ EN EL COLEGIO DE ABOGADOS DE MÉRIDA

 
***En el marco de la celebración del Día del Abogado
 
PINTURERO FESTIVAL TAURINO SE ESCENIFICÓ EN EL COLEGIO DE ABOGADOS DE MÉRIDA


 
Por: Oscar Eduardo Fernández Guillén.
Columnista Taurino.


 
Ameno, interesante, alegre y por demás pinturero, resultó el Festival Taurino con vaquillas de casta organizado por el conocido Abg. Alex Pereira en homenaje a todos los Abogados, quienes el pasado jueves 23 celebraron su día; el cual se llevó a cabo la tarde del viernes 24 de junio en el propio recinto que agrupa a todos los profesionales del derecho en la ciudad de Mérida.
 
Foto: cortesía www.opinionytoros.com


En punto de las cinco de la tarde, y en ruedo portátil armado y fijado en el campo de softball del Colegio de Abogados, inició el festejo en medio de un clima frío y con leve brisa que a la postre se disipó para el perfecto desarrollo del mismo, donde se lidiaron tres vaquillas tatuadas con el hierro de la ganadería venezolana “Los Ramírez” y una con el de “Campo Pequeño”, por parte del matador de toros español Iker Cobo, el novillero venezolano Jonathan Guillén, el aficionado práctico merideño Augusto Rodríguez y el aspirante a rejoneador Willy Molina Agostini.

Iker Cobo Fernández,
diestro donostiarra, fue el encargado de dar apertura al festival con la primera vaquilla de “Los Ramírez”, res tarda y sin codicia al principio a la que instrumentó varios muletazos pero sin ligazón, amén de que prácticamente lidió en tablas ante lo reculada que fue.

El joven novillero merideño Jonathan Guillén resultó ser el que más y mejores muestras del Arte de Cúchares brindó a los asistentes. Estuvo bastante variado y acertado con la muleta gracias a las condiciones de la segunda vaquilla, noble y con fijeza.

Augusto Rodríguez, aficionado práctico de reconocida trayectoria, no pasó del deseo por agradar, pues francamente su ejemplar fue floja de las extremidades y carente de fuerza. Al no contar con materia prima poco pudo hacer.

El aspirante a rejoneador Willy Molina Agostini clausuró la parte seria del festejo con una vaquilla de “Campo Pequeño”. La misma se enteró desde el principio de la presencia del jinete pero éste no acertó ni en la colocación del rejoncillo de castigo ni en las banderillas.

El cierre del festival estuvo a cargo de una serie de juristas con arrojo y afición que se lanzaron al ruedo para propinar lances y muletazos a la vaquilla reservada para los espontáneos y "abogados prácticos". Dicho espectáculo fue celebrado por el público debido a la jocosidad que imprimieron a la tarde convertida en noche donde los abogados respaldaron a la Fiesta Brava, como ha sido tradición a lo largo de los años.

El festival también contó con la presencia de un grupo de músicos integrantes de la Banda Taurina “La Mesa de Los Indios”, encabezado por su director el Prof. Antonio Rangel Flores, quienes se encargaron de amenizar el festejo con garbosas piezas musicales. Finalmente, y de manera unísona, se clamó porque ese tipo de espectáculos taurinos se sigan celebrando en Mérida a fin de acrecentar y mantener la afición contenida en la Ciudad de los Caballeros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Formula tus Comentarios y/o Sugerencias dejando tus datos personales como requisito para su publicación...

Publicaciones del Mes

RTVE - TVE

Hazte Fan de COREALSA

El Tiempo en Mérida

Situación actual en merida

Visitas