miércoles, 15 de diciembre de 2010

Ovacionados José Antonio, Camilo y Kenyer en festival Escuela Taurina de Mérida

 
Por: Freddy Ramírez “Garapuyo”
(Fotos. Ramón Pico)



 
El pasado sábado en la plaza Monumental Román Eduardo Sandia de Mérida se efectuó la cuarta clase práctica, especie de examen final de la Escuela Taurina Humberto Álvarez, se lidiaron vaquillas de Rancho Bravo, Campo Pequeño y un becerro de la ganadería El Guayabero, todas las reses colaboraron con sus nobles y fijas  embestidas para la práctica del toreo.

Difícil que en una tarde se viva tantas emociones juntas, ver niños de seis, ocho y hasta los 16 años de edad   en franca competencia, cada quien en pos de superar sus notas, allí quizás pudiera haber nacido aquella  rivalidad que tanto hace falta en nuestra torería.
 


Me hubiese gustado ver allí a un don Julián Varona para que se emocionara con el torerísimo de Camilo Cepeda, las cámaras de TAM en los Toros, para que registrasen  la clase de José Antonio Salas, a un Castoreño para que con su verbo florido le cantase a la enjundia torera del niño Kenyer, a pintores para que dibujasen los  lances y pases, a poetas, escritores, periodistas y hasta los antis pues que de haber asistido al evento, hoy estarían buscando como inscribir  a sus hijos en la Academia del toreo de emeritense.

También me hubiese gustado ver allí en las barreras de  la Monumental plaza de toros a los tan pregonados Bienvenidas, a los Countrys, a los  Fortunatos, abonados  y demás personalidades que andan entre las Ferias grandes del mundo.

Mucha gente de pueblo y de las barriadas y campos de Mérida, asistieron en apoyo de sus pupilos, de allí del barrio es donde precisamente  han salido  aquellos Girón, El Diamante,  Los Faraco, Los Benítez.

El evento fue todo un acontecimiento de alto calibre, procesión con la Virgen de Inmaculada, despeje de plaza, banda de música, Comisión Taurina y el paseíllo con todos los alumnos.
 


En todos los espectáculos de orden taurino siempre existen los triunfadores, los destacados y los artistas  que con sus formas,  estilos, improvisaciones, genialidades y duende los hacen distintos a sus semejantes.

DESTACADOS.

De los muchachos destacados podemos citar a David Osorio, Luis Vergara que mostraron adelantos, notas aceptables,  las pude ver en los apuntes del maestro Fabián Ramírez- también resaltaron, Ángelo Parejo, Alexis Peña, Jesús Rondón, Andrés Gonzales, Oscar Barrios, Francisco Paredes, Alejandro Mejía; acá en este lote están los alumnos invitados de Tovar y San Cristóbal quienes  dejaron buen sabor de boca entre los asistentes.
 


ADELANTADOS.

Entre los muchachos que cada día muestra mas condiciones y adelantos esta el joven Carlos Sulbaran, le vimos atentamente  con una vaca complicada donde Carlos sacó  a relucir lo enseñado, con paciencia y  cabeza fría supo darle la lidia adecuada, una tanda de naturales con muleta retrasada y de buen trazo hizo que  la nota del maestro y los jurados fuera alta.

TRIUNFADORES.

Como triunfadores del festival podemos citar a Yeison Quintero, su forma de torear es alegre y bulliciosa, demostró que también se ha prendido la lección, pases de rodillas, derechazos  y hasta naturales.

Otro de los triunfadores de la tarde ha sido el niño Kenyer Avendaño que con sus escasos 7 años fue capaz de medirse en la soledad del ruedo a un becerro de su mismo tamaño, fue capaz de enjaretarle hasta cinco pases por alto y el portentoso forzado de pecho, autentico volcán el que levantó  Kenyer, los Oleees fueron tan intensos, sentidos y subidos de tono que aun resuenan en los cimientos de la Monumental.
 


El tercer triunfador de la clase practica ha sido José Antonio Salas, quien se topó  con un becerro de interminables embestidas las cueles fueron aprovechadas hasta la saciedad por el muchacho venido de Sabaneta de Barinas, clase fue lo que derrochó José Antonio, planta  firme sobre la arena, corre y baja la mano  como si fuera ya un destacado novillero, todo lo que hace le impregna sabor y torerismo, todo firmado con el sello de los que quieren ser algo en este difícil arte.
 


CAMILO CEPEDA.


Una lotería y una  suerte el haber asistido la tarde del sábado  11 al festival taurino  fin de año de la Escuela Taurina de Mérida, muy alegre y conforme debe estar el recordado maestro Humberto Álvarez, su esfuerzo de toda la vida por ver repleta de alumnos su Escuela hoy se ve  recompensado –hay mas de 25 alumnos-  las limitaciones son iguales como cuando estabas acá en la tierra, ni la Alcaldía ni nadie ayuda económicamente  a la escuelita,  hoy una Junta directiva  hace esfuerzos para montar estos espectáculos.
 


No ha sido un descubrimiento lo de Camilo Cepeda, ya le habíamos visto, sus formas,  estilo de citar la res, zapatillas clavadas en la arena, temple, lo artista, lo serio, clase, simpatía, ya quisieran muchos de los matadores de hoy día tener estos atributos. Camilo con inspiración realizó algo que se recordara por muchos años, quizás acá pudiera haber nacido la rivalidad que tanto adolece en el toreo nuestro. Que pudiera llegar hacer un torero de altos quilates no lo sabemos, lo que sí tiene para vender es clase y talento.
 


Buenas las vaquillas de Don. Carlos Arias, bravas y codiciosas las de Campo Pequeño, con recorrido e interminables embestidas el becerro que trajo  Antonio Gil  “El Tariba”

Las Observaciones, defectos y otras falencias, las  hará el maestro Fabián Ramírez en charla privada con los acuciosos alumnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Formula tus Comentarios y/o Sugerencias dejando tus datos personales como requisito para su publicación...

Publicaciones del Mes

RTVE - TVE

Hazte Fan de COREALSA

El Tiempo en Mérida

Situación actual en merida

Visitas